top of page
  • Foto del escritorA. Bravo

Visionado salida a Estremoz.



La ocasión la pintaban calva. El pasado mes de febrero se celebraba en Estremoz, a escasos 60 kilómetros de nuestra ciudad, la feria del coleccionismo, y la Feria de Clásicos, Piezas y Accesorios (Expo Clássicos).


Además, el sábado también se encontraba en el Rossio Marqués de Pombal el tradicional mercadillo (Feira de Velharias), donde se hallan numerosas antigüedades de todo tipo y edad.


Y por si fuera poco, Estremoz no deja de ser un gran pueblo portugués de casas antiguas, encaladas, grandes palacetes, museos y la idiosincrasia típica de tierras Alentejanas.


Así que, se convocó a los miembros de la Agrupación a acudir, en grupo o de forma individual, a la variada oportunidad fotográfica que brindaba durante un soleado fin de semana invernal la cercana población portuguesa.


A la cita acudieron varios miembros, que visitando los mismos lugares, plasmaron cada uno de ellos su particular forma de afrontar los motivos fotografiables y fotografiados.


Ello dio lugar a la cita que se planteó el pasado lunes 13 de mayo para hacer un visionado de la obra generada, a fin de conocer las diferentes propuestas y generar el debate fotográfico y antropogénico.



Durante algo más de una hora y media estuvimos viendo las fotos que (y por orden alfabético) seleccionaron Antonio Bravo, Jose María Ballester, Enrique Maciá, Paco Gámez y Javier Trigo.



Como era previsible, cada uno de los autores incidió en ese tipo de fotografía que le caracteriza, o que le mantiene en su zona de mayor confort.



Hubo quienes se centraron en los automóviles clásicos, mientras que otros se fijaban más en la actividad humana, o en los paisajes urbanos, o en la arquitectura. El Urbex también se dio cita en este visionado. ¿que más se puede pedir?



También se giraron visitas a museos, como el de los azulejos, totalmente recomendable, y se recorrieron calles y callejuelas, tanto típicas como escondidas, buscando esa imagen nueva que enseñar a socios y amigos.



Como no podía ser de otra manera, también se hizo degustación de la comida alentejana, tan rica y cercana, y se aprovechó para hablar de lo divino y de lo humano durante las jornadas fotográficas.



Y es que, como reza el tan conocido lema de José María... "a la amistad por la fotografía".



No tardará mucho en convocarse una nueva salida fotográfica, actividad que además de práctica artística, da lugar a la confraternización social que se persigue con ésta y el resto de actividades.


Mientras tanto, os dejamos con una selección de entre las más de 100 fotos presentadas en nuestra sede.


Se ha intentado agrupar imágenes del mismo lugar captadas por los diferentes artistas, a fin de poder comparar el ojo y técnica diferentes de cada persona. Esperamos que las disfrutéis tanto como en el momento de captarlas.



Comments


bottom of page